Obsesión por el oro

¡Que empiece la fiesta! El fútbol femenino -el masculino lo hará este jueves- alza esta tarde el telón de los Juegos de Río.

Todas las miradas, en ambos casos, están puestas en Brasil. Los chicos de la canarinha contarán con un abanderado de lujo: Neymar. El crack del Barça renunció a la Copa América Centenario para alistarse en la misión que mayores frustraciones ha deparado históricamente a la canarinha: conquistar el oro olímpico, el único gran título que falta en un palmarés en el que brillan cinco Mundiales, cuatro Confederaciones y ocho Copas América. Un reto en el que han fracasado Romario (Seúl 88), Ronaldo, Rivaldo, Roberto Carlos y Bebeto (Atlanta 96), Ronaldinho (Pekín 2008) y el propio Ney, que busca la revancha de Londres 2012.

"He crecido mucho desde entonces táctica, técnica y psicológicamente. Eso me va a ayudar", confiesa el capitán de una verdeamarelha que, hasta la fecha, se ha tenido que conformar con tres medallas de plata (1984, 88 y 2012).

Brasil parte como gran favorita. Es la única selección que cuenta con una gran estrella de talla mundial. El sueño de ver en los Juegos a Messi, Cristiano Ronaldo o Ibra se esfumó por el camino. Las bajas de última hora -al no tratarse de una fecha FIFA los clubes no están obligados a ceder a sus futbolistas- amplían el favoritismo de la canarinha. Argentina ha perdido aDybala, Icardi, Vietto y Lanzini; Portugal ha prescindido de Renato Sanches y Joao Mario, campeones de Europa con la absoluta en Francia; Nigeria no tendrá a Iheanacho...

A la anfitriona le espera una primera fase asequible (Dinamarca, Irak y Sudáfrica). A partir de cuartos comenzará el ruido de sables con la Albiceleste de Correa, la Alemania de Meyer y Brandt, la México de Oribe Peralta, su verdugo en la final de Londres...

La espina de Marta

Las brasileñas -el fútbol femenino abre este miércoles los Juegos- persiguen idéntico objetivo. "No podemos compararnos con los chicos, pero la presión existe, es natural", asegura el seleccionador Vadao.

No lo tendrán fácil. EEUU, vigente campeona del mundo, se ha llevado cuatro de las cinco citas olímpicas que se han disputado desde que las chicas se abrieran camino en Atlanta'96. Las yanquis, comandadas por Solo, Lloyd y Morgan, afrontan un nuevo reto. "Nadie ha ganado el Mundial y luego el oro", afirma Jill Ellis.

Las esperanzas en Brasil volverán a recaer en Marta, que quiere sacarse la espina de las finales perdidas en 2004 y 2004. La jugadora del Rosengard viene de superar los 95 tantos de Pelé y convertirse en la Pichichi histórica de la Seleçao. Pero quiere más. "Cambiaría mis cinco Balones de Oro por un Mundial", confesó hace tiempo. Ni hablar entonces de un oro olímpico, que, dentro del fútbol femenino, cuenta con más consideración. "La exigencia es ser campeón. El segundo lugar no agrada a los brasileño. Jugamos en casa, vamos a por el oro", sostiene Marta.

Formiga, la única jugadora que ha participado en las seis ediciones de los Juegos, y Cristiane, la máxima goleadora de las citas olímpicas (12 dianas), escoltarán a la Pelé con faldas en una aventura que arranca esta noche en el estadio Joao Havelange ante China (21.00 h). Llegar a Maracaná es la meta.

« Pronósticos Líder: lunes 01 de agosto de 2016 - Supremacía MMA llenó de adrenalina al Universitario »

Ingresar al Sistema
Bienvenido:

Twitter
Calculadora
Consultar Ticket