Tres latinos listos para un repunte en el año

Suele decirse que hay que esperar hasta el Día de Los Veteranos (Memorial Day) para tomar en serio la tabla de posiciones de las Grandes Ligas. En esa misma tónica, ya es momento de empezar a ponerles atención a las estadísticas individuales de los jugadores. Por otro lado, aquellos que han comenzado lento tienen todavía cerca de 100 juegos para retomar el paso y en cada campaña hay un grupo de jugadores que son capaces de dar un gran giro después de pasarla muy mal en abril y mayo.

Entonces, pensando en eso, aquí están tres jugadores que todavía podrían darle una vuelta a su temporada 2021.

Luis Castillo, Rojos

Número clave: Brecha de 2.45 entre su EFE y su xEFE

Esta selección se hizo antes de que el dominicano Castillo venciera a los Cardenales la noche del viernes, permitiendo una sola carrera y tres hits en seis entradas. La actuación fue una fuente de tranquilidad para Castillo y los Rojos y una señal de que, efectivamente, vienen cosas mejores en camino.

El derecho tiene 28 años, aparentemente está saludable y viene de un período de dos campañas en las que fue uno de los mejores 15 lanzadores de Grandes Ligas. El béisbol puede ser un juego bien extraño – hasta cruel— pero los lanzadores con ese talento no se convierten de golpe en los dueños de la peor efectividad de las Mayores. Y efectivamente, las métricas de Statcast demuestran que Castillo no debería estar haciendo eso, con solamente Dylan Bundy exhibiendo una mayor brecha entre su efectividad oficial (6.63) y su promedio de carreras limpias esperado (4.18), una métrica basada en la calidad del contacto que se le hace a un serpentinero, más los ponches y los boletos otorgados. Claramente hay una dosis de mala fortuna aquí, aunque la defensa de los Rojos (última en MLB en Outs Sobre el Promedio) es en parte responsable.

Esto no significa que Castillo queda absuelto, pues sus tasas de bases por bolas y ponches han desmejorado. Lo más desconcertante es que su marca de fábrica, el cambio de velocidad, se ha convertido un pitcheo más bien del promedio. La buena noticia es que nada de esto pareciera irreversible, y el lanzador que parecía un candidato en potencia al Premio Cy Young sigue allí, quizá a un ajuste o dos de encontrar la fórmula. Quizás la salida del viernes haya sido ese punto de inflexión.

5 ponchados y doblete impulsador de Luis Castillo

Jesús Luzardo, Atléticos

Número clave: Tasa de batazos duros permitidos por swing de 12.5% (Percentil 78)

Quizás el venezolano-peruano Luzardo no sea el heredero del primer puesto de la rotación de los Atléticos, como parecía serlo cuando era un estelar prospecto, pero eso no significa que no pueda ser una pieza bien importante del pitcheo de Oakland en el 2021. Luzardo finalmente está de vuelta tras una estadía de cuatro semanas en la lista de lesionados por una fractura en un dedo meñique (se lo rompió al golpear una mesa mientras jugaba video juegos). Ahora que está de regreso, los Atléticos están utilizándolo como relevista y los resultados hasta ahora han sido bien prometedores: Dieciocho de 24 bateadores retirados, nueve ponches, seis hits y una base por bolas, para efectividad de 3.00 en seis episodios.

El paso de Luzardo por la lista de lesionados quizás les haya dado tiempo a todos para reconocer que, al menos por ahora, podría estar mucho mejor preparado para soltarlo todo en presentaciones cortas viniendo desde el bullpen. Su recta, que estaba promediando 95.3 millas por hora como abridor, ahora toca las 99 mph como relevista. Luzardo puede ahora vaciar el tanque de gasolina con su arsenal de rectas, pitcheos rompientes y cambios, en vez de tratar de ir con cuidado para poder enfrentar varias veces a la alineación rival. Y sus envíos secundarios no están funcionando en un día determinado, puede fajarse a punta de rectas durante dos o tres entradas.

Las métricas de Statcast basadas en la calidad de los batazos nos dicen que la efectividad de Luzardo antes de ser inhabilitado, de 5.79, probablemente era un poco engañosa, pues el zurdo ha estado por encima del promedio en virtualmente cada categoría. Si Luzardo se convierte en bombero de alto calibre para el relevo, la tonta lesión jugando video juegos podría terminar siendo una bendición.

Jesús Luzardo poncha a seis

Manny Machado, Padres

Número clave: Tasa de batazos duros por swing de 23.3%

Ojalá que el jonrón de Machado contra los Mets el viernes y el del lunes contra los Cachorros sean el inicio de una explosión de poder. El tercera base de los Padres amaneció el martes bateando .235 con slugging de .415, pero aquí está la clave: Machado está pegándole demasiado fuerte a la bola y haciendo contacto frecuentemente, como para mantenerse todo el año así de mal. Está en el percentil 97 de MLB en tasa de batazos duros (el 54.2% de sus conexiones han salido a 95 mph o más) y está empatado en el quinto puesto en batazos duros (86).

Y aquí hay un número para prestarle atención: El 23.3% de los swings de Machado, casi uno de cada cuatro, han terminado en un batazo duro. Antes de comenzar la jornada del lunes, el único jugador con una tasa mejor de batazos duros por swing que la de Machado era el dominicano Juan José Soto. Otros que están cerca del tope de ese liderato son Evan Longoria, el venezolano Ronald Acuña Jr. y el dominicano Vladimir Guerrero Jr. Una tasa elevada de batazos duros por swing significa que estás haciendo contacto fuerte y a la vez haciendo contacto con frecuencia, una combinación que debe de hacer que Machado empiece a lucir más y más como el bateador que conocemos a medida que pasen las semanas.

Bambinazo de Manny Machado

« ¡Muchos ganadores felices! - El Tribunal Supremo de Brasil decide si se juega o no la Copa América »

Ingresar al Sistema
Bienvenido:

Twitter
Calculadora
Consultar Ticket